martes, 15 de noviembre de 2011

Verdad y realidad: Ejercicios

Rene Magritte, Ceci n'est pas une pipe
La dualidad realidad y apariencia todavía sigue vigente. Los espejismos, las distorsiones ópticas y la manipulación de imágenes e informaciones permite seguir distinguiendo entre lo que parece ser y lo que es realmente. Ni siquiera las explicaciones científicas cancelan la pregunta filosófica sobre la verdadera estructura o naturaleza de la realidad. Una mesa, decía el físico Arthur Eddington, parece un objeto sólido, pero a los ojos del físico nuclear es realmente un enjambre de electrones que giran en torno a diminutos núcleos, de modo que su estabilidad y consistencia emerge casi del vacío más desolador. Los objetos de la ciencia no se parecen en nada a los datos sensoriales, ni a las percepciones organizadas del sentido común.

Desde nuestra perspectiva materialista, como veremos, no es de recibo la escisión de la realidad en dos mundos o en dos mesas. Verdad y apariencia se dan simultáneamente y su conjugación no implica ruptura. No se puede decir que el corpúsculo de la microfísica (el
mesón, o incluso, el quark) sea un dato escondido, porque, aunque escondido, no es un dato, sino un resultado. Hay que renunciar a imaginar lo que está oculto como una especie de modelo reducido del mundo usual de las cosas. La enseñanza que el ciclo de la filosofía griega destila y todavía podemos aprovechar es que las entidades ideales, las construcciones o resultados de la razón constituyen la realidad con tanto derecho como las percepciones sensibles y las apariencias. Pero las apariencias sensoriales son también necesarias. A partir de ellas se inicia el laborioso proceso de construcción operativa, que las reduce a apariencias, pero al mismo tiempo las dota de consistencia e inteligibilidad, las explica. Las verdades de las matemáticas y de la física han necesitado siglos de trabajo organizado y recurrente, y su constitución permanece incólume cuando el tiempo destruye los edificios, las ciudades y los hombres que fueron responsables de su aparición.

Gustavo Bueno y otros: Symploke

Aquí tenéis un ejercicio de palabras cruzadas para que vayáis preparando el vocabulario correspondiente al tema que acabamos de terminar. Encabeza esta entrada un texto que presenta cierta dificultad, pero que recoge los principales problemas filosóficos que hemos tratado en clase. Os animo a su comentario crítico, así como a la realización del ejercicio. Tened en cuenta que se está acumulando ya mucha materia y que el examen está próximo. ¡No seáis perezosos!


Pulsad sobre la imagen para acceder al ejercicio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

En “Angelus Novus” cualquier opinión, sugerencia o comentario serán muy bien acogidos. No serán publicados, sin embargo, los mensajes injuriosos, discriminatorios o con un lenguaje inapropiado.

¡Muchas gracias!

Ir Arriba